03 diciembre 2016

La MUD en el espejo de Cambiemos

La semana pasada tuve la oportunidad de participar del 2° Seminario sobre Coaliciones Políticas (#SeminarioCoaliciones2) organizado por la Carrera de Ciencia Política de la Universidad de Buenos Aires y los grupos de investigación  “Coaliciones Políticas en América Latina: Análisis en Perspectiva Multinivel” (GICP Coaliciones) y sobre Política y Gobiernos Subnacionales de América Latina (ALACIP).

Este seminario permitió la discusión de las coaliciones políticas desde perspectivas académicas y políticas. Allí tuve la oportunidad de hablar tanto de mi línea de investigación sobre políticas comunicacionales de partidos políticos en coaliciones como de la coalición gobernante en Argentina poniéndolo en una perspectiva comparada.

Como venezolanista este tipo de discusiones permite poner en contexto las dificultades que la Mesa de la Unidad enfrenta cuando sale del terreno netamente electoral donde la coordinación es más fácil. De ganar una elección presidencial - y manteniendo el control del legislativo - cómo se ejercería un gobierno? Habría un reparto de carteras a los diferentes partidos y organizaciones que contribuyen (con votos en el legislativo) como en gobiernos de coalición tradicionales? Habría un plan macro de políticas públicas a seguir durante el período de gobierno? o se seguiría una ruta diferente? Es muy temprano para saber esto, pero si la MUD intenta ser una alternativa de gobierno -y si va a gobernar en coalición- sería bueno establecer de antemano como va a ser ese funcionamiento interno así como se sabe cuales son las reglas para la selección de candidatos.


26 mayo 2016

El chavismo 'hunkers down'

En Estados Unidos hay una frase 'hunker down' que se utiliza mucho para cuando viene una tormenta. Entre las traducciones se encuentra 'to take shelter' que significa refugiarse, pero también está: 
"to hold resolutely or stubbornly to a policy, opinion, etc., when confronted by criticism, opposition, or unfavorable circumstances"1
que significa básicamente mantenerse tercamente en una posición u opinión a pesar de las criticas, oposición, o circunstancias.

Por qué, nos preguntamos muchos, el gobierno y los diferentes poderes "autónomos" no cambian el curso ante la grave situación, extremadamente grave situación, absoluta crisis que está viviendo Venezuela. Según un artículo en The Daily Beast  de Raul Stolk, uno de los escritores de Caracas Chronicles, básicamente el curso no se cambia por la imposibilidad del régimen de echar para atrás (pa'tras ni para coger impulso) porque eso sería admitir errores que no se desean admitir. Concluye Raul que todo escenario para una resolución pacifica de la crisis pasa por la entrega del poder de parte del chavismo, lo que significa exponerse y rendir cuentas.

Creo que Raul tiene mucha razón con su evaluación de la situación, sin embargo, creo que hay un par de factores que no han sido tomados en cuenta. Primero, que el chavismo es un todo; segundo, que existen motivos racionales para que el chavismo entregue o no el poder.

Voy a empezar por el segundo punto. Se ha escrito con mucha razón que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) está completamente parcializado hacia el gobierno pues todas sus decisiones han sido a favor de éste. Raúl Sanchez Uribarri (un experto en la política de las cortes venezolanas) escribió sobre esto en un artículo en el que argumenta que mientras el gobierno chavista fue perdiendo carácter democrático las cortes fueron perdiendo independencia. 

Así llegamos entonces al 2016 y tenemos un TSJ que viola flagrantemente la constitución para básicamente alargar la vida del paciente en coma. Junto al TSJ lo mismo se puede decir del Consejo Nacional Electoral (CNE) y del Poder Moral, ninguno se atreve a apagar el respirador artificial que mantiene con vida al ejecutivo. No menciono a los militares porque soy un convencido de que los militares no son los llamados a resolver los problemas políticos de un país, llamarlos a sacar a Maduro es invitarlos a dar un golpe.





Por qué entonces ninguno de estos poderes utiliza su independencia?

Hace ya unos años, cuando apenas era un estudiante, leí un articulo académico que me llamó mucho la atención y que hoy desenterré. El artículo, escrito por Gretchen Helmke en el American Political Science Review (la mejor revista de investigación en ciencias políticas que existe), analiza las decisiones de la Corte Suprema Argentina. Helmke argumenta que los jueces argentinos toman decisiones en contra del gobierno de turno cuando ven que va a haber un cambio. Esta decisión de abandonar al gobierno es racional en el sentido de que los jueces buscan salvar el pellejo. Helmke llega a esta conclusión tras analizar más de 7500 decisiones judiciales entre 1976 y 1995 lo que incluye un período bajo la dictadura de Videla. El punto interesante aquí es que los jueces piensan que tomando decisiones en contra del régimen de turno sea Videla, Alfonsín, o Menem les va a permitir su supervivencia después del cambio.

Si tomamos el argumento de Helmke como cierto y lo traemos a la Venezuela de hoy entonces podemos hacernos tres preguntas:

La primera, tienen los magistrados del TSJ o las rectoras del CNE suficiente independencia como para saltar la talanquera? 

Algunos dirán que no, que los magistrados(as), rectoras, etc no tienen independencia alguna. Que fueron puestos por su absoluta lealtad al chavismo, sin embargo los magistrados del artículo mencionado también habían sido nombrados por su lealtad al gobierno de turno. 

Esto nos lleva al punto que mencioné más arriba que ve al chavismo como un todo. Yo no estoy seguro de que el chavismo sea un todo, ya que se ven disensiones, escasas sí pero igual existen. En cualquier caso, los actores politicos tienen, en el papel, suficiente independencia como para tomar decisiones ajenas al gobierno, la pregunta es entonces porque si tienen esta independencia no la usan.

La segunda, sera que no usan su independencia porque no ven el fin inminente del chavismo?

Yo dudo que no lo vean. Al punto como están las cosas hoy hasta los mas leales seguidores del gobierno ven los problemas y la crisis en la que está el país. Y si ven la crisis, entonces por qué no hacen nada? Esto es una pregunta que me vengo haciendo ya por un tiempo y no lograba encontrarle explicación, con este artículo de hoy trato de hacer un ejercicio mental sobre el tema, lo que me lleva a la tercera pregunta.

ven los magistrados(as), rectoras, etc algún modo de supervivencia post-chavismo?

Esta es para mí la pregunta interesante y que ayuda a responder todas las demás. Según el artículo de Helmke los magistrados argentinos tomaban decisiones estratégicas porque buscaban su posterior supervivencia. Si pensamos que los individuos actúan de igual forma -racional- entonces los magistrados venezolanos o no ven el final o no ven su supervivencia. Como ya razoné brevemente en la pregunta anterior que dada la situación en Venezuela es imposible que los magistrados no vean la crisis, entonces solo queda deducir que los magistrados se ven atados al régimen ya que saben -o suponen- que de llegar la oposición al poder van de salida mas rápido de lo que se dice "MUD".

Sin embargo, esto no tiene por que ser absolutamente necesario. Según Albert Hirschman (1970), los miembros de una organización tienen tres opciones cuando ven la presencia de un problema en esta: Exit (Salida), Voice (Hablar del problema), y Loyalty (Lealtad). 

Entendiendo que la actual situación política dificulta mucho para miembros dentro del gobierno y sus instituciones aliadas hablar de los problemas públicamente esto les deja dos estrategias: salida y lealtad.

Dadas estas dos opciones facilitarles la salida es probablemente el mejor camino a una resolución pacífica.

Como bien deja ver Michael Penfold-Becerra en su artículo La imposibilidad del cálculo político -si no se esta negociando- tal vez es hora de que se negocie y se le lancen salvavidas a actores que puedan ayudar a desbloquear la situación.



28 diciembre 2015

ADelante a luchar miliciano...

Viendo la reciente pelea en la oposición sobre quién debe liderar la nueva Asamblea Nacional (2016-2020) me llama la atención que el nombre de Henry Ramos Allup (HRA) sea una posibilidad, no porque no tenga las capacidades para ejercer dicho rol sino por lo que simboliza. 

Ramos Allup es posiblemente de todos los diputados electos el que más conecta a la MUD con el pasado que el chavismo critica. Es no solo el Secretario General de AD desde 2000 sino que ademas fue Diputado al Congreso Nacional por cuatro períodos lo que lo ubica en el Congreso por lo menos desde 1979. Nuevamente, esto no es en si ningún problema, es solo llamativo que la alianza que dice "Venezuela Quiere Cambio" decida que su cambio es volver al pasado, por más que AD nos recuerde en sus tweets que "#ConADseViveMejor".



Pero me distraigo del punto que quiero hacer. La relevancia que tiene, para mí, que Henry Ramos Allup tenga siquiera posibilidad de ser el presidente de la próxima Asamblea Nacional es que por más que Acción Democrática fue criticado desde antes de la llegada de Chávez -ya me acuerdo yo lo mal que se hablaba de ellos en los noventa y lo criticada que fue la guanábana-. Y por más que pareció por un momento que nuevos actores tanto oficialistas como opositores habían entrado y habían desplazado a los dinosaurios de la política venezolana, como bien dice la canción AD "no estaba muerto estaba de parranda". 

AD fue en la pasada Asamblea Nacional (2011-2015) la primera fuerza de la oposición y será en la siguiente (2016-2020) la segunda fuerza.

Que AD tenga esta relevancia no me sorprende, ya que AD por más que no contó con mucho poder institucional por mucho tiempo si contó ciertamente con una base nacional -a diferencia de los otros partidos opositores-. Ya en 2011 había escrito lo siguiente:

"Es importante resaltar, sin embargo, que el partido –distinto al MVR/PSUV– con mayor presencia nacional en las últimas dos elecciones es AD. Este partido aparece como primera o segunda fuerza en la mayoría de los estados (ver Tabla VII), concordando así con los índices que muestran a AD como la segunda fuerza en términos de nacionalización. Este comportamiento no es sorprendente dada la historia de AD en Venezuela, su arraigo en los diferentes estados y su estructura organizativa que lo llevó a conducir la mayoría de los gobiernos del periodo democrático y a ser la principal fuerza política venezolana precolapso. Esta organización y trayectoria le ha permitido revitalizar su estructura en los estados menos apetecibles electoralmente (aquellos más rurales y de más difícil acceso)." (Sagarzazu, 2011 p. 133) 

En las regionales de 2012 AD estaba de tercera fuerza nacional detrás de Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo, pero como dije entonces (en este blog"Se observa por ejemplo como solo AD y Primero Justicia tienen apoyos relativamente altos (salvo Miranda y Aragua donde PJ tiene mucho mayor apoyo que en el resto del pais). Ambos partidos rondan en promedio el 5% de votos en las diferentes entidades. Un Nuevo Tiempo sin embargo, a pesar de ser la segunda fuerza opositora, tiene muy poco respaldo a nivel nacional y su fuerza nacional viene de más del 30% de votos en el estado Zulia." 

Por alguna razón extraña tengo una fascinación con el colapso y resurgimiento de AD. No me extrañaría para nada que el próximo abanderado presidencial opositor cuente con el apoyo explícito del partido del pueblo. Si yo fuera líder de AD buscaría que la famila social-demócrata se una nuevamente bajo el manto del partido blanco. Un primer paso podría ser el apoyo en bloque de estos partidos a la candidatura de HRA a la presidencia de la Asamblea Nacional. Pueden los líderes de AD absorber a UNT? es posible en tanto que las aspiraciones nacionales de UNT disminuyan... Más difícil va a ser que VP se una...


Adelante a luchar milicianos, 
A la voz de la revolución...